Emerson le muestra a los

centros de cómputo

cómo eliminar el calor

Al enfrentar presupuestos ajustados, preocupaciones respecto a las emisiones de dióxido de carbono y altos costes de energía, los jefes de los servicios de información y los gerentes de tecnología de la información buscan maneras de ahorrar dinero, reducir el uso de energía y obtener más eficiencia de sus centros de cómputo, los cuales consumen mucha energía y son sensibles al calor. Las estrategias Energy Logic de Emerson muestran cómo lograrlo... reduciendo en primer lugar el calor excesivo.

Las diez estrategias de Emerson
para mejorar la eficiencia de energía de los centros de cómputo

Pase el cursor sobre cada uno para obtener más información

Si se siguen las acciones recomendadas por Emerson, se puede reducir el consumo de energía del centro de cómputo en un 50%, como mínimo. .

Emerson le muestra a los centros de cómputo cómo eliminar el calor

Al enfrentar presupuestos ajustados, preocupaciones respecto a las emisiones de dióxido de carbono y altos costes de energía, los jefes de los servicios de información y los gerentes de tecnología de la información buscan maneras de ahorrar dinero, reducir el uso de energía y obtener más eficiencia de sus centros de cómputo, los cuales consumen mucha energía y son sensibles al calor.

Un estudio realizado por el experto de la industria Jonathan Koomey indicó que la electricidad utilizada por los centros de cómputo en todo el mundo aumentó en un 56% en el periodo 2005-2010. Este mismo estudio indicó que solo los centros de cómputo fueron responsables del 1,3% del uso total de electricidad en todo el mundo en el año 2010, y del 2% del consumo eléctrico en los Estados Unidos.

Nunca se ha hecho antes. Para ayudar a la industria a hacer frente a estos desafíos, Emerson ha desarrollado Energy Logic, el primer enfoque integral para la reducción de energía de los centros de cómputo, de acuerdo al análisis cuantitativo, con el propósito principal, en primer lugar, de reducir el exceso de calor. Siguiendo las acciones recomendadas de Emerson, y utilizando las tecnologías existentes, se puede reducir el consumo de energía de un centro de cómputo por lo menos 50 por ciento – y, de paso, se ayuda a la industria de centros de cómputo de todo el mundo a ahorrar miles de millones de dólares en costos de energía.

Para desarrollar sus recomendaciones, Emerson modeló el consumo de energía para un centro de cómputo típico de 5.000 pies cuadrados. Los ingenieros de la compañía analizaron con cuidado las oportunidades para ahorrar energía, cuantificaron los ahorros de cada acción e identificaron cómo la reducción de energía en algunos sistemas afecta el consumo en sistemas secundarios.

La idea clave que surgió de este análisis fue que la mejor manera de reducir el consumo de energía en un centro de cómputo es comenzar con el equipo de tecnología de la información porque los ahorros a ese nivel influyen en forma de “cascada” en la infraestructura secundaria. Por ejemplo, en el modelo de centro de cómputo de Emerson, al ahorrar un vatio en el nivel de componente de servidor, se ahorraron otros 1,84 vatios sin hacer otra cosa – un ahorro total de 2,84 vatios.

Utilizando este análisis, Emerson ha identificado las 10 estrategias más importantes para mejorar la eficiencia energética de los centros de cómputo, comenzando con el equipo de tecnología de la información y continuando con la infraestructura secundaria, incluyendo los sistemas de refrigeración.

El método de Energy Logic de Emerson es una guía básica neutral respecto a los proveedores. Todas las tecnologías recomendadas en Energy Logic están disponibles actualmente – y muchas pueden ser introducidas progresivamente como parte de actualizaciones regulares de tecnología, minimizando los gastos de capital. El modelo de Emerson también calcula los períodos de rentabilidad/recuperación para cada una de las 10 estrategias para ayudar a las organizaciones a tomar mejores decisiones con respecto a las tecnologías más eficientes para un centro de cómputo en particular.

Estas estrategias tienen el beneficio adicional de aliviar las tres limitaciones más críticas que actualmente enfrentan los gerentes de los centros de cómputo: energía, refrigeración y capacidades de espacio. En el modelo de centro de cómputo de Emerson, la implementación de las 10 estrategias más importantes de Energy Logic liberó realmente dos tercios de superficie levantada valiosa, una tercera parte de la capacidad de la fuente de alimentación ininterrumpible y 40 por ciento de la capacidad de refrigeración de precisión.

Eestrategias de Energy Logic de Emerson

Las 10 estrategias recomendadas por Emerson para mejorar la eficiencia energética en un centro de cómputo son las siguientes:

1. Procesador de bajo consumo de energía: El consumo de energía típico del diseño térmico (TDP) de los procesadores actuales es en promedio de 91 vatios. Los fabricantes tienen versiones de menor voltaje de sus procesadores que consumen en promedio 30 vatios menos que los procesadores estándar – con el mismo funcionamiento que los modelos de mayor consumo de energía. Esto puede generar una reducción de 10 por ciento en el consumo general de energía de los centros de cómputo.

2. Fuentes de alimentación de alta eficiencia: El uso de las mejores tecnologías de su clase para fuentes de alimentación entrega una eficiencia de más de 90 por ciento, reduciendo el consumo de energía del centro de cómputo en 124 kW o el 11 por ciento del total de 1.127 kW. Tenga en cuenta que algunas fuentes de alimentación funcionan mejor con cargas parciales que otras, y estas fuentes de alimentación son preferidas.

 

3. Gestión de energía del servidor: los centros de cómputo son calculados para condiciones máximas que pueden existir raramente. Sin software de gestión de energía, el consumo de energía en estado inactivo es del 80 por ciento, pero se reduce al 45 por ciento mediante la gestión de energía. Esto ahorra 86 kW, o el 8 por ciento, de la carga del centro de cómputo.

4. Servidores ultraplanos: los servidores ultraplanos consumen aproximadamente 10 por ciento menos energía que los servidores equivalentes de montaje en rack, gracias a que múltiples servidores comparten fuentes de alimentaciones comunes, ventiladores y otros componentes. En su análisis, Emerson vio una reducción del 1 por ciento en el consumo total de energía cuando el 20 por ciento de los servidores de rack fueron reemplazados con servidores ultraplanos. Aunque este ahorro puede no ser alto, es importante porque permite tener una arquitectura de alta densidad, como se describe en el siguiente punto 9.

5. Virtualización del servidor: a medida que las tecnologías de servidor son optimizadas, la virtualización se implementa cada vez más para aumentar la utilización del servidor y reducir el número de servidores físicos necesarios. La virtualización proporciona una reducción del 8 por ciento en el consumo total de energía del centro de cómputo para una planta de 5.000 pies cuadrados.

6. Distribución de alimentación de CA de mayor voltaje: en la mayoría de los centros de cómputo de EE.UU., el sistema de alimentación ininterrumpible (UPS) entrega una alimentación de 208 voltios a los servidores. Si es posible aumentar el voltaje a 240 voltios, las fuentes de alimentación de los servidores funcionarán con una mayor eficiencia. Se puede lograr una reducción de hasta el 2 por ciento en el uso de energía utilizando una distribución de alimentación de CA de mayor voltaje.

7. Mejores prácticas de refrigeración: es posible ahorrar dinero mediante la implementación de las mejores prácticas, tales como sellar los espacios vacíos en pisos, utilizar paneles de vacío en espacios abiertos de los racks y evitar las mezclas de aire caliente y frío. La dinámica computacional de fluidos (CFD, por sus siglas en inglés) también se puede utilizar para identificar ineficiencias y optimizar el flujo de aire del centro de cómputo. La eficiencia del sistema de refrigeración es mejorada 5 por ciento con sólo aplicar las mejores prácticas, reduciendo así los costos generales de energía de la planta en 1 por ciento con muy poca inversión en nueva tecnología.

8. Refrigeración de capacidad variable: las tecnologías más nuevas, como compresores de espiral digitales y controladores de frecuencia variable de los acondicionadores de aire de la sala de ordenadores (CRACs), permite mantener altas eficiencias a cargas parciales. En un sistema de acondicionamiento de aire basado en agua enfriada, el uso de controladores de frecuencia variable proporcionó ahorros adicionales del 4 por ciento en el consumo de energía del centro de cómputo.

9. Refrigeración complementaria de alta densidad: la optimización de la eficiencia de energía del centro de cómputo requiere que se cambie de densidades tradicionales del centro de cómputo a un entorno que pueda soportar densidades mucho más altas. Esto significa cambiar parte de la carga de refrigeración de las unidades CRAC tradicionales a las unidades de refrigeración complementaria, que pueden reducir los costos de refrigeración en 30 por ciento. En el análisis de Emerson, 20 racks a 12 kW de densidad por rack usan refrigeración complementaria de alta densidad, mientras que los 40 racks restantes a 3,2 kW de densidad son soportados por el sistema tradicional de refrigeración de la sala, teniendo como resultado una reducción del 6 por ciento en costos generales de energía del centro de cómputo.

10. Supervisión y optimización: los sistemas del control de refrigeración pueden supervisar las condiciones del centro de cómputo y coordinar las actividades de múltiples unidades para evitar conflictos. En el análisis de Emerson, se lograron ahorros incrementales del 1 por ciento como resultado de la supervisión y el control al nivel del sistema

Para complementar sus estrategias de Energy Logic, Emerson también ha desarrollado un documento técnico y una calculadora de eficiencia que los profesionales de los centros de cómputo pueden utilizar para medir la eficiencia energética de su planta, ayudándoles a realizar una evaluación comparativa con respecto al uso de energía. Esta calculadora de eficiencia ayuda a medir el progreso con el tiempo, prioriza las acciones más productivas e informa el progreso a la gerencia.

Visite: Emerson Network Power
Imprimir PDF
Show Video