Sign In
 

El futuro de la refrigeración en India

  • Aunque ya es una gran fuerza en la agricultura, India no se convertirá en un jugador económico global hasta que encuentre la forma de llevar sus alimentos de la granja al plato

    ilustración por Matt Stevens

    Los norteamericanos experimentan una especie de magia cada vez que entran a un supermercado. Comemos comida fresca todo el año. El aguacate, el tomate y el calabacín de verano están disponibles en inverno. Las bananas, las frambuesas y los arándanos que viajan miles de kilómetros desde países tropicales llegan a las estanterías justo en su momento de maduración. Incluso la lechuga, que es delicada y altamente perecedera, es exhibida como si recién hubiera sido recogida, aunque fue cosechada con semanas de antelación, luego envuelta y enfriada aun estando en la tierra.

    Los alimentos perfectos, frescos y siempre disponibles se dan por sentado en los países ricos y cada vez más en países en desarrollo. Sin embargo, en India, esta moderna realidad no está aún al alcance de los consumidores. Caminando por un barrio de India usted puede sentirse casi como en casa, en un ambiente totalmente moderno. Pero con un solo viaje a la vistazo a la cadena que provee alimentos al país usted podrá darse cuenta de la agonía de su economía en un mundo en desarrollo: abundante en el área agrícola pero aun luchando para alimentar a una cantidad masiva de consumidores que cada vez tiene más recursos.

    India es el productor de leche más importante del mundo y el segundo productor de frutas y vegetales a nivel mundial, pero el país contempla cerca del 20 por ciento de esa cosecha.$10 mil millones de dólares en alimentos se pierden dada a la falta de infraestructura para mantener esos alimentos frescos en el viaje de la granja a la mesa. Construir esa infraestructura es clave tanto para la seguridad alimenticia de India y para la salud pública, ya que tiene más de mil millones de ciudadanos, así como para su futuro como una economía de clase mundial.

    Pero un sistema de alimentos moderno se basa en una cadena extensa de almacenamiento en un sistema interconectado de instalaciones y vehículos de transporte de alta tecnología también conocido como “cadena de frío”. Su red incluye cámaras que retrasan y luego provocan la maduración, almacenes aptos para el almacenamiento en frío durante largo tiempo capaces de preservar productos por semanas o meses, camiones o cargueros refrigerados y refrigeradores que mantienen los alimentos correctamente enfriados en las tiendas.

    Hoy, solo un 4% de los productos frescos de India se transportan en una cadena de frío. El resto tiene que ser entregado de forma local y ser consumido rápidamente o simplemente se transforma en desecho. Para cambiar eso, el país enfrenta el difícil desafío de duplicar su capacidad de cadena de frío de 30 toneladas métricas de alimentos a 60. Para hacer las cosas más difíciles, más de la mitad de las 6.300 instalaciones para almacenamiento en frío de India están concentradas en solo cuatro de los 29 estados del país.

    Se espera que se vea una inversión de entre $6 mil millones y $10 mil millones en los próximos cinco a 10 años, excluyendo el costo de la tierra y algunos otros componentes. Ya se ha establecido un Centro Nacional para el Desarrollo de la Cadena de Frío como núcleo para guiar al país en el desarrollo estratégico así como también para preparar a los actores involucrados en la cadena de frío del país. Las asociaciones con líderes tecnológicos como Emerson Climate Technologies también están permitiendo el desarrollo de la nueva cadena de frío de India.

    “Las políticas del gobierno de India están atrayendo al mercado inversionistas internacionales, experiencia internacional, diseño internacional y tecnología internacional”, dice Abel Gnanakumar, director de marketing de refrigeración de Emerson en Asia. Observando cómo economías más desarrolladas han afrontado este desafío, dice, “ellos pueden utilizar la experiencia global del mundo desarrollado y hacerlo bien rápidamente”.

    India enfrenta un desafío más abrumador que el de otros países con su cadena de frío. La mayor parte del país experimenta condiciones climáticas extremas, por lo tanto las tecnologías de enfriamiento requieren de más energía que en los países con climas más templados. Los cortes de energía también son frecuentes, lo que fuerza a las cámaras refrigerantes a operar mediante costosos generadores. Todo esto significa que la eficiencia energética es primordial. Para resolver ese problema con respecto a los compresores pues es una tecnología clave que consume mucha energía en el enfriamiento y el congelado, Emerson ha introducido compresores Copeland Scroll que están diseñados específicamente para la refrigeración de forma que reducen significativamente el consumo de energía.

    La compañía también ha invertido en una cadena de frío y centro de distribución en Chakan, Pune, aproximadamente 90 millas al este de Mumbai, que ofrece diseño y planeación de proyectos, desarrolla y construye de forma local los últimos equipos de cadena de frío y ofrece entrenamiento y servicio de asistencia para el mercado postventa. Esta instalación ayuda a los operadores de la cadena de frío y a los contratistas a construir cámaras frigoríficas de última generación, confiables y eficientes y a mantenerlas en el costo y niveles de consumo de energía óptimos.

    A medida que el desarrollo de la cadena de frío se expande hacia áreas más remotas, India continuará asociándose con compañías internacionales como Emerson, para entrenar a los operadores de las cámaras refrigeradoras y a los granjeros en las ciudades y aldeas más pequeñas de India sobre las mejores prácticas para manejar productos perecederos y las nuevas tecnologías.

    Al adoptar las tecnologías más avanzadas y comenzar a integrar y educar los eslabones de su nueva cadena de frío, India está comenzando a cerrar la brecha con sus vecinos y competidores en la resolución del problema de desperdicio de alimentos, lo que es clave para que el país desarrolle su potencial como un gran jugador en la economía mundial.

    “Estamos intentando construir desde los cimientos”, dice Gnanakumar, de Emerson. “Los problemas más importantes que India está tratando afrontar en términos de reducción de las pérdidas de alimentos es desarrollar una estrategia global para la cadena de frío y el transporte de alimentos. Una vez que eso se ponga en práctica, todo el resto comenzará a desarrollarse”.​