Sign In
  • powerhouse-efficiency 

    Energía i​ndustrial

  • La Innovación de Emerson Permite que ​las Instalaciones de “Centrales Eléctricas” Industriales Operen con Mayor Eficiencia Independientemente de la Fuente de Energía

     

    A la sombra de muchas fábricas industriales e instalaciones de procesos se encuentra lo que se conoce como una “central eléctrica”, una planta de energía que quema combustible para producir vapor o electricidad que se utiliza para la operación. Las centrales eléctricas, a menudo pasadas por alto cuando los fabricantes buscan nuevas maneras de implementar la eficiencia, generan interés a medida que los costos de energía aumentan y los gobiernos buscan reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.​


    El consumo de energía industrial no es un tema menor. Las instalaciones industriales, de la mano con la agricultura, la minería y la construcción consumen hastaun 50% de la energía total en el mundo
    • 
    La Directiva Europea de Energías Renovables 20/20/20 busca reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 20% y aumentar el uso de combustibles renovables en la combinación energética de la Unión Europea en un 20% para el año 2020.

    •  China, el mayor consumidor de energía del mundo, tiene como objetivo reducir las emisiones de carbono del 40% al 45% para el 2020 y utilizar combustibles no fósiles en un 15% de su energía. 

    Evidentemente, las empresas industriales necesitan formas de hacer funcionar sus instalaciones de manera eficiente al tiempo que controlan los costos de energía y cumplen con los mandatos gubernamentales. Emerson ofrece a las empresas la experiencia y las soluciones para cumplir con estos objetivos.

    Por ejemplo: Los superintendentes de la central eléctrica (las personas que dirigen las instalaciones generadoras de energía) están explorando fuentes de energía no fósiles para sus centrales eléctricas, tales como la biomasa y los combustibles residuales de bajo costo. Después de todo, ¿qué es más renovable que una planta de procesamiento de papas fritas, la cual funciona con el biogás producido a partir de residuos de papas? ¿O una fábrica de papel que convierte derivados de la madera en energía o biocombustible?

    De acuerdo con el informe, International Energy Outlook 2010, la energía renovable crecerá en un 1.8% al año, lo cual representaría un 8% del consumo total de energía en el sector industrial para el 2035.

    Existe un problema: la energía generada por biomasa o combustibles residuales no es tan predecible o consistente como el gas natural o el carbón. Los combustibles fósiles se queman y liberan energía uniformemente; es relativamente fácil para las centrales eléctricas manejar la combustión que genera el vapor y la energía necesaria para mantener un sitio en funcionamiento. Por otro lado, los combustibles renovables se queman y liberan energía de manera variable e impredecible. Si esta variabilidad no se supervisa de cerca, puede provocar mayores costos, y en el peor caso, interrupciones de disponibilidad y periodos de inactividad costosos.

    Para ayudar a mejorar la eficiencia de las centrales eléctricas industriales y cumplir con estos nuevos mandatos sobre las emisiones de gases de efecto invernadero, Emerson está añadiendo inteligencia al proceso de generación de energía.

    La tecnología innovadora de Emerson, SmartProcess™ Boiler, ofrece consultoría experta y equipo avanzado que permiten ajustar el control de la combustión en tiempo real para hacer frente a la inconsistencia natural de las fuentes renovables y de los combustibles residuales, mediante la automatización y simplificación de la gestión de cambios repentinos en el contenido de BTU o en la disponibilidad de esos combustibles. El software sofisticado de SmartProcess Energy se ejecuta en tiempo real para equilibrar los sistemas de vapor, gestionar cambios y trastornos en la demanda, identificar oportunidades para evitar el desperdicio, mejorar la eficiencia y asignar la carga al mejor costo.

    Como prioridad, la innovación de Emerson ofrece a sus clientes la capacidad de utilizar de forma intercambiable un número de fuentes renovables o combustibles residuales (residuos de madera, derivados alimenticios, residuos de origen animal o derivados de fabricación como el coque de petróleo y los gases residuales) para producir de modo consistente el vapor que alimenta sus operaciones.

    Estas soluciones permite a los clientes de Emerson reducir la dependencia en el gas natural, el carbón y en otros combustibles fósiles, al tiempo que se obtiene una disponibilidad mejorada, menores costos de energía y reducción en las emisiones de gases de efecto invernadero. Al hacerlo, estos clientes se colocan a la vanguardia. Como resultado, muchos clientes están ahora operando las instalaciones con hasta un 95% de energías renovables. Además, están cumpliendo o superando los requisitos regulatorios sobre los gases de efecto invernadero años antes de los plazos establecidos.

    Al agregar inteligencia a las centrales eléctricas, Emerson está cambiando los fundamentos económicos del consumo energético en el sector industrial, lo que significan buenas noticias en el balance total y para el ambiente.

     
     
    PageCopy5